Un intervalómetro es un accesorio para la cámara que nos permitirá aumentar el tiempo de exposición de una toma y poder realizar varias tomas de una forma continua, en un determinado intervalo de tiempo ( de aquí viene su nombre)
Podemos considerarlo como un disparador vitaminado y mejorado.

Una cámara en modo manual y con la exposición máxima comúnmente nos permite no mas de 30 segundos. Al conectar un intervalómetro como el Vello Shutterboos tenemos una exposición de hasta 99 horas ( afortunadamente no necesitamos tanto, en general con tomas de 3 a 5 minutos es suficiente ).

Otras de sus características son el número de tomas que quieres hacer, el tiempo de espera antes de iniciar y el intervalo de espera entre cada toma.

Por ejemplo puedes configurar el intervalómetro para que haga 10 tomas de 3 minutos de exposición y que deje un espacio de 10 segundos entre cada toma. 10 fotos de 3 minutos de exposición más 10 segundos entre cada toma da por resultado casi 1 hora para que termine de tomar todas esas fotografías. Con esto tu puedes dejar tu cámara tomando fotos en automático mientras te vas a echar un cafecito.

El costo aproximado es de US $ 50 dólares. Al comprarlo sólo asegúrate que sea compatible con tu cámara pues las entradas difieren entre modelos y marcas.